El sitio WEB de Pro Amperos utiliza Cookies básicas técnicas para funcionar. Pulsa "Quiero saber más" para acceder a nuestra Política de Cookies o "Acepto, Gracias" para continuar navegando.

Que son los Coworking

Os lo tengo que confesar, nunca había trabajado en un coworking hasta la entrada del otro día, pero Aitor ¿Qué son los coworking? Te lo resumo, se trata de un espacio, más bien una oficina, con todo lo necesario (sala de fotocopias, salas de reuniones, sala de descanso/cocina, aseos, despachos…) al que puedes ir a modo biblioteca para trabajar.

Tipos de Coworking

Pues me he tenido que empapar un poco sobre los tipos de Coworkings que existen, mas que nada para decidir a cual ir para mi estreno, y también para podéroslo contar.

Coworking sectorial y multisectorial

El Coworking sectorial es aquel que está orientado a un nicho específico, en este, se hace un «filtrado» de los profesionales para que todos ellos encajen en el nicho al que está dedicado el Coworking en si. Digamos que eres arquitecto y quieres trabajar en coworking especializado en lo tuyo, pues un coworking sectorial destinado a la arquitectura te reunirá con muchos otros profesionales de tu nicho sin mezclarte con profesionales del ámbito tecnológico por ejemplo.

En el otro extremo de la balanza tenemos el Coworking multisectorial, el más común. Este tipo de espacios, están destinados a todo tipo de profesionales sin importar de que sector son ni su nicho. El objetivo de esto al final es que un profesional que hace paginas WEB (por ejemplo) pueda tener la oportunidad de conocer a un traductor (posible proveedor que le traduzca WEBs de sus clientes) y que al mismo tiempo conozca a un arquitecto autónomo (cliente potencial que le puede pedir una WEB sencilla para mostrar su portfolio y tener una presencia online). Y esta es la magia del Networking, conocer otros profesionales y forjar relaciones cliente/proveedor o colaboraciones de cualquier otro tipo.

Coworking abierto

Son espacios diáfanos, en los que todos los usuarios del mismo pueden utilizar todas las áreas. Es un espacio abierto con mesas de trabajo, y es bastante común esta distribución. También se combinan con espacios semi-abiertos, que combinan amplias salas con escritorios y peqieños despachos para reuniones «a puerta cerrada».

Pop Ups Coworkings

Son espacios multifunción en los que por requerimientos de un evento especial, se monta temporalmente un Coworking. Tu como asistente a ese evento, si necesitas cubrir el mismo y por lo tanto un espacio donde trabajar, te habilitan dicho espacio como Coworking y ¡a trabajar!

Tipos de servicios o modalidades

Incubadoras y aceleradoras

Cuando acabas de empezar y eres autónomo (o como se dice ahora freelance) o acabas de montar tu empresa PYME (o como se dice ahora STARTUP), pues necesitas un empujoncito, conocer clientes potenciales, conocer proveedores, gente que arrime el hombro y haga lo que tu no sabes hacer o no puedes… Esto son aceleradores, y también se llaman incubadoras pues allí se junta el caldo de cultivo perfecto para que un proyecto que empieza arranque con buen pie.

Es altamente recomendable, sobre todo al principio, tomar alguna de estas sesiones de aceleración y acercarse a coworkings para hacer Networkings, conocer compañeros del «gremio» y también esos clientes potenciales que… desde casa con el ordenador, el e-mail y el teléfono no consigues de ninguna manera. Ve a un coworking con tu tarjetero lleno de tarjetas de visita, hazme caso 😉

Coworking fijo, flexible o nómada

Entre los tipos de modalidades, se encuentran:

  • Fijo: Tienes una cuota mensual y tienes asignada un escritorio, un despacho o incluso una oficina privada, dependiendo de lo que contrates. Te beneficias de que siempre es el mismo sitio, a parte si es un despacho u oficina tienes las llaves, esta cerrado, puedes llevar tus cosas y dejarlas allí. Ofrece más estabilidad y sobre todo rutina, si te gusta más trabajar así o lo necesitas por el material con el que trabajas.
  • Flexible: También pagas una cuota mensual, pero en este no tienes reservado nada, cada vez que vayas tienes a tu disposición los recursos que se incluyan en el contrato pero aquellos que estén libres. Cada día podrás elegir una mesa, pero que esté vacía, un despacho o sala para reunión pero que esté vacío y no reservado, y si tu reunión se alarga y se mete en la hora de la reserva, presiona ESC y a otra cosa mariposa. Es más barato peeeero, tienes que asegurarte de no necesitar nada si o si. Aunque tienes opción normalmente de hacer una reserva al mes para que estas cosas no te pasen.
  • Nómada: Por último vamos con el plan para la gente que no le gustan las ataduras. Este plan es para los que van de paso, para los que siempre trabajan en casa u en otro lugar, pero están de viaje y necesitan un Coworking por un día, quieren pasar jornadas en un espacio compartido para hacer Networking o no tener que llevar a una visita a su casa. No tienen cuotas mensuales, vas, pagas y disfrutas de tu jornada. Normalmente no tienes ningún derecho sobre salas, fotocopias ni suministros avanzados. Te cubre lo básico: agua, WC, Wi-Fi/Ethernet y en algunos casos café o té incluido.

¿Recomiendo trabajar en un Coworking?

Pueees… si, por lo menos alguna vez de vez en cuando, aunque no lo necesites, por cambiar de aires y conocer gente genial. Muchas veces nos encerramos en nuestra oficina en casa, esperando que el teléfono suene, nos creemos que todo va a llegar por la pantalla de nuestro ordenador o que una campaña en Google Ads nos va a traer todo lo que necesitamos, y nos olvidamos que incluso a día de hoy, las relaciones humanas son las más confiables y potentes. No dejes escapar la oportunidad de salir de tu zona de confort (tu casa), descubrirás proyectos increíbles en los que muy seguramente tienen un huequito para ti.

Mi primera experiencia en uno

Artículos relacionados